Marlow Rosado

Versatilidad es quizás la palabra que mejor describe la personalidad y talento musical de Marlow Rosado: compositor, escritor (absolutamente bilingüe), pianista, arreglista y director de orquesta de géneros tan diversos como la salsa, el rock, jazz, merengue, bachata, reggaeton, hip hop o la cumbia urbana.
 
Su toque como escritor y productor ha quedado plasmado en discos como Lipstick de Alejandra Guzmán (nominado para Mejor Album Rock del Año para los Grammy y Latin Grammy), así como también en temas como Apreta’o del grupo La Fuerza de Abrahim Quintanilla, Sentimiento Boriqueño, escrito para Yolandita Monge, Me Dejó En El Aire y Un No Sé Qué, grabados por El Gran Combo de Puerto Rico y otros escritos para Elvis Crespo y la orquesta Puerto Rican Power.
 
Ha tocado y trabajado para artistas tan diversos como Celia Cruz, la inolvidable cantante tejana Selena, Larry Harlow, Tommy Olivencia, Marc Anthony, Ricardo Montaner, Olga Tañón y Desmond Child, entre tantos. Y recientemente fue el arreglista y director de la sección de metales en la nueva producción de Ricky Martin.
 
Su primer disco “Salsalsa”, canaliza la pasión que Marlow Rosado profesa por el género más sabroso de todos, el que lo mueve desde su infancia en su natal Puerto Rico y que aprendió de maestros como Eddie Palmieri, Sonora Ponceña, El Gran Combo y la Fania entre otros.
 
Marlow se crió en el pueblo de Cataño, perteneciente al área metropolitana de San Juan. Marlow se mudó a Florida donde estudió educación musical y obtuvo una maestría en jazz. Durante nueve años compartió sus conocimientos en escuelas elementales, transmitiendo su pasión por la música a niños. Paralelamente desarrolló una carrera dentro de la industria musical dirigiendo orquestas, produciendo, tocando y componiendo. Hasta que la varita de la fortuna le tocó y fue recomendado para trabajar junto a Desmond Child. Su carrera ha sido imparable. Pero Marlow siempre tuvo el deseo de hacer un disco “a la antigua” con el toque actual que sólo él podría darle. “Me formé en orquestas en las cuales el artífice era el director, el músico, no solamente el cantante, como La Fania y como tantas otras. Armé la mía, La Riqueña con los mejores músicos que he conocido a lo largo de estos años. Luego hice un disco a mi manera. Un disco que se hace cuando no se tiene limitaciones de ningún tipo”, agrega.
 
Bastó que hace algunos meses Andy Montañez, la leyenda viva de la música escuchara ese disco para sentirse embrujado por los arreglos de metales, por el swing, por ese sabor a salsa dura del trabajo de Marlow y quisiera apadrinarlo. Una semana después grabaron Salsalsa y Tema Riqueña, dos canciones que forman parte fundamental de este álbum de ensueño, que en cuestión de meses ha logrado colocarse en el gusto de los amantes de la salsa con estilo.

Fan de Ismael Miranda? No dejes de informarte suscribiéndote al servicio de actualizaciones.


updates